16 ene. 2012

El centro activo de carpintería de ribera gana apoyos dentro y fuera de O Grove - Faro de Vigo

MANUEL MÉNDEZ - O GROVE El museo de la carpintería de ribera de Galicia, que en realidad será un centro activo o aula de interpretación, desarrollo e investigación de este sector, y que se compatibilizará con el uso como auditorio municipal de O Grove, recibe apoyos tanto dentro como fuera de la localidad meca.

FARO DE VIGO dio a conocer ayer las características fundamentales de lo que era uno de los secretos mejor guardados del gobierno tripartito de O Grove y de la Consellería de Medio Rural e Mar. Y ahora que el asunto ha salido a relucir, cabe destacar que lo avalan tanto desde el tejido empresarial –ya sean hosteleros, restauradores o comerciantes en general, que lo ven como elemento desestacionalizador y diversificador de la oferta – como por parte de la Asociación Galega de Carpinteiros de Ribeira y diversas entidades relacionadas con las embarcaciones tradicionales y la cultura marítima.

Pero también es muy importante el respaldo ofrecido por los socios del PP en el gobierno local.

Alfredo Bea, el portavoz del Partido Galeguista Demócrata, declaró al ser preguntado sobre este proyecto que "ni lo confirmo ni lo desmiento", a lo que añade que la del auditorio "es una gestión directa del alcalde", el conservador Miguel Ángel Pérez.

Sea como fuere, reconoce que le parece "una fantástica idea, y desde luego una infraestructura que resolvería nuestra demanda histórica de un auditorio; al tiempo que se reforzaría el papel de los astilleros y carpinteros de ribera, pero también del conjunto de las gentes del mar".

El líder galeguista no quiere profundizar, pero sí indica que, "lógicamente, si se va a actuar en O Corgo para construir este edificio, y ojalá se haga, será una oportunidad excelente que habría que aprovechar para construir el parking subterráneo que tantas veces hemos reclamado".

En cuanto al tercer socio o pilar del tripartito, la independiente Aida Filgueira, coincide con Bea al declarar que "es un asunto del que se ocupa personalmente el alcalde, y no vamos a posicionarnos sobre sus características".

En cualquier caso, al ser requerida su opinión sobre las características del proyecto avanzadas ayer por el decano de la prensa nacional, la independiente sostiene que "es fantástico; se trataría de un edificio singular maravilloso y colmaría perfectamente nuestras aspiraciones para disponer de un auditorio", que según los últimos datos obtenidos podría disponer de 450 plazas.

La concejala y primera teniente de alcalde de O Grove, reconoce que el centro activo es un asunto que "no era público, al menos hasta que salió reflejado en FARO, por lo que preferimos ser cautos y que sea el alcalde quien se pronuncie, si bien insisto en que la idea expuesta en el periódico me parece inmejorable, aunque lógicamente depende de muchos factores, entre ellos la redacción del plan de usos de la zona portuaria".

Tanto la portavoz de Alternativa Meca (AMeca) como el galeguista prefieren esperar acontecimientos, y sobre todo optan por reservarse hasta que el regidor concrete esta actuación con el presidente de Portos de Galicia, José Juan Durán Hermida.

El centro de interpretación de la carpintería de ribera, aula activa y/o auditorio a instalar en O Corgo, dotado de un edificio singular y todas las comodidades, puede convertirse en una referencia indiscutible de la localidad, de la comarca y de toda Galicia, pues se presenta como una gran infraestructura para reflejar el pasado, presente y futuro de la carpintería de ribera y de todo lo relacionado con el mar, la pesca sostenible y las embarcaciones tradicionales.


Menos convencidos se muestran en la oposición municipal. José Cacabelos, el portavoz del grupo socialista, prefiere "actuar con cautela hasta conocer en profundidad los detalles de esta operación, ya que, como siempre, no se nos informó de nada".

El socialista asevera que en su etapa como alcalde "encaucé la consecución del Cine O Marino para convertirlo en ese auditorio que tanto necesitamos, por eso nos molesta que el actual gobierno no sepa aprovechar esas y otras gestiones que guardaron en un cajón".

A juicio de Cacabelos, "lo que quiere la sociedad es un auditorio, y si esta propuesta para O Corgo es real y factible, puede que la apoyemos, pero estamos cansados de brindis al sol y promesas imposibles de cumplir, como la que hizo el PP en campaña cuando anunció que haría el auditorio detrás de la lonja".

Para los mecos la consecución de este edificio activo e interpretativo puede suponer la culminación de un sueño y el punto final a dos décadas de reivindicaciones continuas y siempre desatendidas.

Los vecinos precisan un buen auditorio, y los políticos, o al menos el gobierno, creen que el museo de la carpintería de ribera puede ser la solución.

No hay comentarios:

Publicar un comentario