11 dic. 2011

El Concello de Vilagarcía se niega a asumir la deuda que generaron los Encontros de Carril - Faro de Vigo

La FGCMF entrega el escrito en el Registro Municipal.  // I.Abella
A. G. - VILAGARCÍA Vilagarcía se niega a asumir la deuda que generó el X Encontro de Embarcacións Tradicionais de Galicia celebrado el pasado mes de julio en Carril. El grupo de gobierno no da ningún tipo de opción en esa negativa, ya que no contempla ni siquiera la alternativa planteada desde la Federación Galega pola Cultura Marítima e Fluvial (FGCMF) de incluir los 21.000 euros de deuda en el próximo presupuesto. La justificación para evitar abonar la mitad de lo que le correspondía aportar al Concello es que ya se ha realizado "una considerable aportación municipal con motivo del citado evento", una aportación que desde el Concello se cifra en más de 100.000 euros al incluir dentro de la misma todos los convenios que tiene con Rompetimóns. En la decisión adoptada por el grupo de gobierno, que siempre aseguró que sus predecesores no dejaron ningún compromiso por escrito para hacerse cargo del evento, no se tiene en cuenta la importante promoción turística que las embarcaciones tradicionales imprimieron a la ciudad de Vilagarcía, al acercarse hasta Carril más de 25.000 personas procedentes de toda Galicia y de otras partes de España, así como tripulaciones de otros países europeos durante los días de julio en que se celebraron. Los responsables de la Federación Galega pola Cultura Marítima presentaban ayer un escrito en el Concello de Vilagarcía en el que se desmontaban, punto por punto, las supuestas colaboraciones de las arcas municipales con el evento. Entre el dinero que el Concello segura haber abonado para los Encontros figuran dos subvenciones, de 20.000 y 70.000 euros que son adjudicaciones directas a la asociación Rompetimóns a través de convenios firmados por ambas partes. La primera de ellas era una ayuda directa para la construcción de una réplica del galeón "Cortegada", aprobada en octubre de 2009, cuando la decisión de que Carril se convirtiese en sede del X Encontro "se tomó en junio de 2010, seis meses después de esta adjudicación y en ninguna línea del texto se hace referencia a este evento". Algo similar ocurre con los 70.000 euros, procedentes de fondos Feder, que la asociación recibió Rompetimóns recibió para reparaciones del barco "Illa de Cortegada y puesta en marcha de visitas a la isla que está enmarcado dentro del proyecto Arousa XXI, convenio en el que "no se hace mención del X Encontro por lado alguno" Si reconocen que el Concello aportó 3.000 euros a la FGCMF para la difusión de los Encontros en la Feria Náutica de Barcelona, aunque recuerdan que "no fue dedicado a la ejecución del mismo, sino que es una compensación económica por los gastos para participar en un acto en el que se promocionó Vilagarcía, además del Parque Nacional Illas Atlánticas y el Encontro en Barcelona". También se cargan al Encontro una serie de actos que se celebraron en el puerto de Vilaxoán, como la edición de la obra "Porto de Vilaxoán, que realiza una recopilación de cantares marineros o la instalación de un equipo de sonido con motivo de la Semana Náutica, "dos acciones que nada tienen que ver con el Encontro y que ni siquiera fueron mencionadas por el Concello al comité organizador". Solo reconocen desde la FGCMF que el Concello abonó 1.173 euros por la contratación de varios grupos de gaitas. Solo estos dos conceptos, entienden desde la FGCMF podrían justificarse como vinculados al evento de Carril, el resto no tienen absolutamente nada que ver, aunque vayan destinados a actividades directamente relacionadas con la recuperación del patrimonio marítimo gallego. Recuerdan que la deuda de 21.000 euros es la mitad de lo que estaba previsto que aportase el Concello como uno de los miembros organizadores del evento, ya que existía el compromiso de destinar en torno a los 40.000. Ese dinero que se reclama "no es para pagar al voluntariado ni a las tripulaciones, que se sufragaron su estancia ellos mismos, sino para abonar facturas a proveedores" que colaboraron con el evento. Los Encontros tuvieron una serie de deficiencias que fueron solucionadas sobre la marcha y a duras penas por el comité organizador pero que serían achacables a la responsabilidad del Concello. En la única reunión que mantuvo el comité organizador con miembros de la nueva corporación, el 22 de junio de 2011, se insistió en la necesidad de que se nombrase con urgencia un representante en este organismo, "algo que nunca llegaron a realizar y los problemas que surgieron tuvieron que solventarlos el resto de los organizadores, ya que resultó imposible contactar con ninguna persona con responsabilidad en el Concello". Eso acabó provocando un sinfín de situaciones rocambolescas como que los voluntarios del evento tuviesen que recorrer todo Carril a la búsqueda de contenedores ya que los habilitados para los Encontros estaban totalmente llenos y no se vaciaban nunca o que un problema en un cuadro eléctrico obligase a las tripulaciones a comer dos horas más tarde de los previsto porque no había nadie para poder solucionarlo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario