18 jul. 2014

El ´Adelino y Manuel´ vuelve a navegar como ´O Presioso´ - Faro de Vigo



El ´Adelino y Manuel´ vuelve a navegar como ´O Presioso´ - Faro de Vigo:
Hace ya siete años, nueve personas se reunieron en torno a la asociación Calmoseira, de A Illa de Arousa, para realizar un camino que sabían que iba a ser muy largo y complicado, sobre todo en lo económico y en horas de trabajo, pero que la recompensa sería la esperada: recuperar una de las embarcaciones máis importantes del patrimonio marítimo gallego, el galeón Adelino y Manuel. A falta tan solo de pequeños detalles, el galeón se encuentra listo para volver a surcar la ría de Arousa y convertirse en uno de los referentes de la navegación tradicional.

Sin apenas subvenciones, los nueve amigos se pusieron manos a la obra, retirando todos los elementos no tradicionales que se la habían colocado durante años y que lo habían convertido en un axiliar de batea, tarea que desempeñó durante más de treinta años.

Fue necesario retirar todo el puente, la grúa y recuperar la popa original, ya que en los años 70 se le colocó una de espejo en lugar de la redonda que poseía, además reparar todas y cada una de las cuadernas de la embarcación.

Gran parte de ese trabajo se realizó en los astilleros Mougán de A Illa de Arousa, mientras que las velas que arbola han sido elaboradas en un taller de Cornazo que se dedica en exclusiva a la vela tradicional.

La inversión, sobre 32.000 euros, ha merecido la pena, tal y como reconocen dos de las personas clave en esta recuperación, el bateeiro Alfredo Otero y el arquitecto Felipe Vázquez. Esa recuperación no solo se centró en mejorar la situación de la embarcación, sino en profundizar en su historia, en la que todavía quedan algunos puntos ocultos que la asociación Calmoseira trata de descubrir.

El "Adelino y Manuel" fue construido en 1943 en una carpintería de Ribeira de Outes, donde nacieron la mayor parte de los galeones recuperados.

Su destino era convertirse en barco de carga y esa fue su función principal, trasladando madera para el propio astillero y para particulares en la ría de Muros, donde las gentes de mayor edad acabaron bautizándolo con el sobrenombre de "O Presioso" por su estilizada figura y su navegabilidad.

En la década de los años 50 sucedió una de las situaciones que la asociación está tratando de desentrañar. Un temporal del norte frente a la propia localidad de Muros provocó que el "Adelino y Manuel" acabase naufragando.

Aquel suceso le costó la vida a dos de los marineros que viajaban en el galeón, cuyos cuerpos acabaron apareciendo en una playa cercana días más tarde. Las cuadernas de la embarcación permanecieron casi dos años hundidas, hasta que se decidió reflotarlo para continuar con labores de transporte de carga hasta 1974.

Ese año, sus propietarios se lo vendieron a un mejillonero de O Grove, y "O Presioso" como era conocido en Muros, cambió de rías y se instaló en la de Arousa, en concreto en el muelle de Porto Meloxo. Para adaptarse a su nueva condición, el "Adelino y Manuel" tuvo que someterse a una serie de modificaciones importantes para disponer de puente y de grúa, sumándose a los centenares de barcos bateeiros que pueblan las aguas de la ría de Arousa.

No fue hasta el año 2003 cuando el barco y el isleño Alfredo Otero unieron sus destinos. Otero necesitaba un barco mientras esperaba por el que su sociedad había encargado al astillero, por lo que comenzó a peinar los muelles para localizar. Su intención era adquirir un galeón para, una vez que llegase el nuevo barco, poder restaurarlo y el "Adelino y Manuel" se ajustaba como un guante a sus necesidades.

Durante más de dos años, el "Adelino y Manuel" formó parte de la flota de O Xufre, aunque su viaje a los orígenes ya estaba decidido de antemano.

Es en ese momento cuando resurge la asociación Calmoseira, una entidad cultural que permanecía latente desde la recuperación de la dorna Parisina, que se hace cargo de la recuperación y de hacer realidad ese sueño.

Con el objetivo de destinarlo a la divulgación y disfrute de las costas gallegas comienzan a trabajar en un proyecto ambicioso cuyo fin es dar a conocer la "espectacular" tradición marinera que posee la ría de Arousa.

"A diferencia de otros puntos de España, donde estos barcos se encuentran en museos, en Galicia tenemos la suerte de contar con ellos en los muelles y preparados para la navegación", explican Otero y Vázquez, antes de recordar que "en estas aguas hemos sido pioneros en este tipo de recuperaciones que, más tarde, se extenderían a otros puntos del Estado, como el País Vasco". Sin embargo, pese a ser pioneros hay una cuestión en la que rápidamente han sido superados, el respaldo institucional que ofrecen las administraciones y que en Galicia "es ínfimo en comparación con otras latitudes".

Aunque ya ha navegado desde que salió de los astilleros Mougán, el primer acto oficial en el que va a participar será la regata Kalmoseira, que se va a celebrar el próximo 2 de agosto. La regata tendrá dos participantes, el propio "Adelino y Manuel", y otro de los tres galeones que se han recuperado en A Illa de Arousa en los últimos años, el "Komaira".

Los dos barcos celebrarán una competición lúdico-festiva en el que es conocido como Triángulo do Cantiño.

Ambos competidores saldrán de la dársena de O Xufre, irán al faro do Sexio, canal de la ría de Arousa y Punta Cabalo, un recorrido que incluirá varias vueltas y que se realizaba en la antigua regata de dornas hoy desaparecida. Todavía no se ha fijado una hora de salida, pero será por la mañana y está abierta a que, en el futuro, participen más embarcaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario