25 oct. 2013

Mar y sector estrechan lazos para potenciar la carpintería de ribera



Mar y sector estrechan lazos para potenciar la carpintería de ribera:
Muchas veces, desde ámbitos muy distintos, se afirma que los políticos, antes de tomar medidas o aprobar normas, deberían conocer el terreno sobre el que pisan. Ayer, Rosa Quintana, la conselleira de Mar, lo hizo. Visitó Asteleiros Triñanes, al que enmarcó dentro de un sector, el de la construcción de barcos en madera, que destaca por su «bo facer». Quintana se empapó de la actividad de esa carpintería de ribera que marida la tradición con la innovación y, gracias a la didáctica explicación de Gerardo Triñanes, responsable de la firma y presidente de Agalcari -la asociación que aglutina a los carpinteros de ribera-, pudo conocer los problemas y retos de los profesionales del ramo. Al final de la mañana, la conclusión era clara: Xunta y sector afianzan sus lazos para potenciar esta actividad.
El poder de convocatoria de Asteleiros Triñanes es digno de mención. Esperando la visita de la conselleira, a las puertas de esta empresa ubicada en Boiro, estaban desde el alcalde a los patrones de mayores de Rianxo y Cabo, los presidentes de la FEB y de la ABE, armadores y conocidos empresarios. Y tampoco se quedó corta la Xunta enviando autoridades. Además de Quintana estuvieron otros responsables de Mar y profesionales ligados a la artesanía.
Triñanes fue el maestro de ceremonias. Expuso algunos problemas del sector, como la dificultad para conseguir madera autóctona certificada. Y habló del plan estratégico que se está ultimando para esta actividad. La conselleira también se refirió a él y dijo que había sido fácil perfilarlo porque «cando se sabe a onde se quere ir soe ser doado chegar».
Un momento especial
Se habló largo y tendido de cómo potenciar una forma de construir barcos ligada a la tradición pero que se reinventa cada día. Y hubo espacio para los sentimientos. Al que más y al que menos se le puso la piel de gallina cuando Triñanes, con esa forma de expresarse tan suya y tan entrañable, contó que rescató de las fauces de la ruina el primer barco construido por su padre. Es el Santa Cecilia, que espera para ser restaurado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario