10 mar. 2013

La difícil labor de recuperar una dorna - Faro de Vigo


La difícil labor de recuperar una dorna - Faro de Vigo:

La difícil labor de recuperar una dorna
El invierno ha pasado factura a las embarcaciones de la Escola de A Illa
10.03.2013 | 00:00

Miembros de la Escola analizan los daños sufridos. // Iñaki Abella



Fotos de la noticia

La ausencia de un lugar adecuado para guardar las dornas y la gran humedad que han sufrido las embarcaciones han complicado la recuperación de los barcos tradicionales que gestiona la Escola de Navegación Tradicional de A Illa. Sus integrantes comenzaron a trabajar en las reparaciones esta misma semana, y todo apunta, a que alguna de las embarcaciones es prácticamente irrecuperable, dañando el gran trabajo que se ha realizado para recuperar el patrimonio marítimo. El invierno se ha hecho notar en las numerosas cuadernas que están podridas o dañadas.


A. GAGO - A ILLA Los integrantes de la Escola de Navegación Tradicional de A Illa, dependiente de la asociación cultural e deportiva Dorna, han comenzado a trabajar esta semana en la recuperación de todas las embarcaciones que guardan en una nave de Vilaxoán desde que decidieron hibernar. El objetivo es que los barcos se encuentren en perfectas condiciones para el inicio oficial de la temporada de navegación, fijado, como todos los años, el día 17 de mayo en el muelle isleño. Sin embargo, las pésimas condiciones con las que han tenido que convivir las embarcaciones durante todo el invierno han hecho mella en la estructura de algunas, cuya reparación es harto complicada y que no van a poder participar en la inauguración de la temporada, e incluso, alguna puede quedar sin navegar durante este año por las dificultades para solucionar las deficiencias que acumula.

El director de la Escola, Salvador Allo, se lamentaba esta semana del estado en el que se encuentran algunas de las embarcaciones en las que han comenzado a trabajar. "La humedad ha hecho mella en varias de ellas, y el coste de la reparación va a ser bastante elevado, ya que habrá que sustituir muchas cuadernas que están prácticamente podridas".

Un ejemplo de esta situación es un bote de Cesures, salvado del desguace por la Escola pero que en estos momentos ven muy complicado recuperar. El bote se encontraba en una zona de la nave de Vilaxoán muy afectada por los temporales invernales, "el viento se llevó una de las uralitas que lo protegía, y la lluvia ha provocado que se encuentre en un estado lamentable", explica Allo. ponerse a repararlo es algo que la Escola ha descartado, por el momento, ya que "no tendría sentido sustituir sus cuadernas por madera nueva ya que si le sigue lloviendo encima, no serviría para nada y estaríamos tirando con el dinero".

Insiste Allo en que "con el invierno tan húmedo que hemos tenido, las embarcaciones se encuentran bastante tocadas y muchas de ellas todavía no pueden regresar al mar mientras no se encuentren secas para poder actuar sobre ellas".

En principio, las reparaciones han comenzado por los barcos comunales de la Escola. Así, los voluntarios de la entidad ya han impregnado de lasur la cubierta de la "Peza de Rabo", una dorna de tope que se construyó hace un lustro para poner en valor una tipología de embarcación que había desaparecido casi por completo. También la Xeiteira que posee la Escola "ha recibido su correspondiente mano de patente" y ahora se comenzará a trabajar en las dornas.

Por el momento, explica Salvador Allo, todas las embarcaciones "son recuperables pero para el próximo año es muy posible que tengan que pasar el invierno al raso, y eso va a significar que muchos de estos barcos no puedan volver a navegar".

La entidad continúa esperando por la puesta en marcha de un proyecto para resguardar las embarcaciones y abandonar la sede provisional que poseen en la playa de O Bao. Ese proyecto se ubicaría en otro punto de esa playa aprovechando los terrenos que cede una constructora en una de las áreas de reparto y se compartiría con otra entidad que tiene problemas con su sede, el Club de Piragüismo.

Pese a contar con los terrenos y con un proyecto que ya ha sido remitido a la Xunta, falta la financiación que en su día comprometieron desde la Diputación de Pontevedra. Esa nave permitiría a la Escola tener a buen recaudo las embarcaciones durante la época invernal y repararlas de forma adecuada. Precisamente, la entidad provincial ha sacado una serie de ayudas para recuperar las embarcaciones tradicionales, un gesto que se agradece desde la Escola, que tiene pensado acogerse a ellas, aunque las consideran insuficientes en muchos aspectos. La entidad va a presentar varias solicitudes para poder dotar al Rei do Mar de velas, así como conseguir ayudas que puedan financiar parte de la pintura y el material empleado en reparar las embarcaciones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario